Archivo | Reportaje

Comunidad realiza homenaje a legado del Padre Jerónimo Trettel

Publicado el 14 mayo 2013 por Periodista LVDA

Hace ya varios años que este recordado sacerdote arribó a la parroquia Nuestra Señora del Carmen en Cañete, realizando un trabajo cercano a las comunidades y ganándose el cariño de todos quienes conocieron de cerca su labor.

Con diversas actividades conmemorativas se rindió un emotivo homenaje a quien fuera parte esencial de la comunidad religiosa en la zona:el Padre Jerónimo Trettel.

Para quienes lo conocieron de cerca o han oído sobre su labor, el mencionar su nombre significa hablar de sentimientos y recuerdos que llevarán por siempre en su memoria.

El Padre Juan Zúñiga, quien es Párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, que comprende las localidades de Contulmo, Tirua y Cañete, recuerda con especial admiración el trabajo realizado por él.

Un vivo recuerdo

En la homilía realizada en su nombre, el Padre Juan destacó el gran servicio que el Padre Jerónimo realizó en su querida comunidad, señalando que “mi deber fue crear la instancia de poder celebrar la misa anunciándolo. Quisimos rezar por este padre que sigue vivo en la memoria y que nos habla de una persona santa. En el cementerio se hizo alusión al Buen Pastor que dio la vida por sus ovejas, eso es lo que los fieles y tantos hermanos han sentido, me siento contento de que le tengan aprecio y cariño”.

Aunque no tuvo la oportunidad de conocerlo en persona, relata que “la gente me lo ha hecho sentir vivo. Me di cuenta que seguía en el corazón de la gente”. El sacerdote destaca que el trabajo del Padre Jerónimo se enfocó principalmente en los sectores rurales , levantando capillas con espacios de oración y también para compartir con sus fieles, costumbre que aún sigue arraigada en estos lugares.

Ejemplo a seguir

Destaca además la influencia que esta figura religiosa tuvo en personas tanto dentro como fuera de la Iglesia, expresando que “para las personas significa un grato recuerdo no sólo para el mundo católico, sino que también se manifiesta en personas que no profesan nuestra fé. Esto significa que en él pudieron ver la presencia de Dios”.

Por esta razón, señala que gracias al ejemplo entregado por este abnegado servidor de Dios, es considerado un modelo de vida a seguir, ya que “por un lado es viable mirar hacia él como alguien que puede inspirar vidas consagradas, y aquellos que no sientan esa necesidad, puedan ver que están llamados a imitar sus actitudes de paciencia, cariño y apoyo en los momentos difíciles, ellos están invitados a reflejar en sus vidas ese amor de Dios que vieron en él”, finalizó.